Las acciones nos definen: Ignacio Echeverría frente mediocridad y cobardía

RedacciónPressNews

Pilar Enjamio

Psicólogo

Puede ser un título de un artículo exagerado. En absoluto. Viendo la sociedad actual y repetición de conductas agresivas e insolidarias me costaba creer en el ser humano. Pero surgen personas únicas, buenas, irremplazables y que en defensa del otro y a quien no conocen pierden su vida. Alabanzas, loas, pero nadie, absolutamente nadie tendría un comportamiento similar a Ignacio Echevarría. Defendiendo a la mujer que estaba en inferioridad de condiciones en relación con los terroristas con el arma que tenía, un monopatín. Alguien traidor le apuñaló por detrás y se produjeron las dos caras de la misma moneda, los dos comportamientos dispares. Mientras uno mata, y sigue matando, otro intenta salvar la vida y hacer frente a la barbarie y a la sinrazón. También pierde la vida. Esta es la auténtica religión, no la de ritos falsos sino la de ética, humanidad y solidaridad. Personas Grandes con mayúsculas, sin egoísmos ni complejos, ser humano de verdad.

Todos los comportamientos no se fingen, en uno u otro momento se manifiestan claramente y constituyen el espejo más fiable del auténtico ser de la persona. Hace poco una persona era felicitada por su cumpleaños en su muro y dio gracias a todo el mundo excepto a una persona. Demuestra no sólo poca elegancia sino rencor o acaso envidia hacia quien la felicita. Esta última ha tenido un detalle pero la felicitada y carente de educación se muestra como es, sus carencias,sus traumas. Es un acto insignificante el que comentamos pero que son el origen, de no ser tratados psicológicamente, de agresividades posteriores y actitudes nada loables.

La comunicación es fundamental para solucionar errores y malentendidos, decir lo que nos gusta o no nos gusta, eso que nos hiere y crea odio no dando cabida al razonamiento. El saber gestionar el razonamiento en detrimento y anulación de la agresividad es tremendamente importante en el resultado posterior de nuestros actos vitales. Lo más importante, creará nuestra felicidad o infelicidad. La comprensión de una conducta en un contexto determinado, la calma como arma potente en la solución de conflictos. Es injusto e incomprensible que personas con honor y valentía desaparezcan y les roben la vida. Mientras tanto los mezquinos y cobardes siguen su guerra. De todos y cada uno de nosotros depende la creación de una sociedad justa, libre y humana. Esencialmente humana.

Deja un comentario