IDEA presenta los nuevos incentivos para empresas

RPNews

  • El 17 de julio se abrió el plazo de solicitud de la dos nuevas órdenes de ayudas que tienen como objetivo promover la i+d+i y el empleo de calidad

La delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, Mª Esther Gil, y el delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Juan Borrego, han presentado las dos nuevas órdenes de incentivos que gestionará la Agencia IDEA, cuyo plazo de presentación de solicitudes arrancó el pasado 17 de julio y que cuentan con una financiación de 229 millones de euros.

Estas ayudas, ha destacado la delegada, son una de las primeras actuaciones de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 y el Pacto por la Industria, que tiene entre sus objetivos recuperar los niveles de empleo en el sector previos a la crisis, hasta volver a superar los 533.000 ocupados; elevar el peso de esta actividad hasta el 18% del Valor Añadido Bruto; movilizar una inversión total pública y privada de más de 8.000 millones de euros; y aumentar el tamaño de las empresas andaluzas del sector para que ganen en dimensión y competitividad.

Asimismo, ha señalado que las nuevas ayudas “vienen a aliviar las dificultades de acceso al crédito que aún están encontrándose nuestras empresas y centros de investigación” y tradujo en números lo que este tipo de incentivos, gestionados por IDEA, habían supuesto para la empresa sevillana a lo largo del año. “Este año en la provincia de Sevilla se han incentivado iniciativas con más de 9 millones de euros con los que se van a crear 1.757 empleos en el sector industrial y se van a mantener otros 8.233”, puntualizó.

El delegado de Economía, por su parte, se ha detenido en detallar los principales aspectos de los nuevos incentivos y ha enumerado importantes novedades como la ampliación de los tipos de beneficiarios, ya que además de pymes y autónomos, también se contempla a asociaciones de empresas y a grandes empresas. En concreto, los incentivos a grandes empresas se ofertarán con fondos propios de la Junta de Andalucía en una convocatoria específica.

También se han simplificado los requisitos y la gestión, se ha ampliado la tipología de proyectos (incluyendo proyectos de spinoff industriales, servicios avanzados y de transformación digital) y se han primado aspectos como la igualdad de género.

En las ayudas dirigidas a promover la I+D+i, el delegado territorial ha destacado como principal novedad la concurrencia competitiva, de tal forma que los incentivos se concederán a los proyectos que mejor se adapten a unos objetivos marcados en diferentes convocatorias específicas.

El pasado 8 de junio se publicaron en BOJA las dos nuevas órdenes que abrieron el 17 de julio el plazo de solicitudes y que, gestionadas por IDEA como Organismo Intermedio de la Subvención Global Competitividad-Innovación-Empleo de Andalucía 2014-2020, destinarán durante el periodo 2017-2020 229 millones de euros: la Orden para la concesión de subvenciones a las empresas para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020; y Orden para la concesión de subvenciones destinadas a la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía.

La primera orden cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 145 millones de euros y tiene el objetivo de favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación, presenta importantes novedades respecto a instrumentos anteriores.

La Orden establece cinco líneas de acción. La primera, “creación de actividad económica”, dará cobertura a los proyectos que supongan una nueva actividad de emprendedores, pequeñas, medianas y grandes empresas, mientras la segunda línea, denominada “mejora de la competitividad de empresas”, incluye los proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en pymes y en grandes empresas industriales.
Hay una tercera línea específica para proyectos altamente generadores de empleo, que deberán generar al menos un empleo indefinido por cada 20.000 euros de inversión inicial, con un mínimo de 40.000 euros. A partir de los primeros 100.000 euros de inversión inicial, el proyecto tendrá que generar al menos un empleo indefinido por cada 100.000 euros adicionales.

Y se incluyen otras dos líneas muy novedosas: la cuarta para apoyar proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresaria; y la quinta para fomentar la transformación digital de las pymes, con la que se apoyarán los proyectos contratados por pymes.

En esta Orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70%, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso, partiendo de porcentajes mínimos de inversión que van desde el 15%, para determinados proyectos de las grandes industrias, hasta el 50% en los proyectos de transformación digital de las pymes. Estos porcentajes se pueden incrementar si, además, se cumple algunas características adicionales, como la generación neta de empleo indefinido; que se trate de un proyecto innovador; que contribuyan al desarrollo de la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 (RIS3 Andalucía); que pertenezcan a sectores de alta y media-alta tecnología; que sean proyectos de economía social; que sean proyectos de colectivos prioritarios (menores de 35 años y/o mujeres y/o parados de más de 45 años de edad, que lleven más de 2 años sin trabajar y/o egresados o doctores retornados del extranjero cuya estancia formativa y/o laboral en el extranjero haya sido superior a 6 meses continuados); se ubiquen en Espacios de Innovación o que se trate de spin-off industriales o tecnológicas.

Ayudas a la investigación industria y la innovación

La segunda Orden, destinada a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.

Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas de esta nueva orden son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones; la incorporación de nuevas tipologías de proyectos; el pago de las ayudas por hitos; la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75% de la inversión subvencionable; y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas.

La Orden fija tres líneas de apoyo diferentes: Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial; Programa de Fomento de la I+D+i Internacional y el Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular.

Actualmente se pueden solicitar los incentivos empresariales para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020, con la excepción de las destinadas a las grandes empresas, cuya convocatoria está sujeta a la dotación de recursos propios de la Junta de Andalucía. Asímismo, se pueden solicitar las ayudas para la promoción de la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial en Andalucía, excepto la destinada a los proyectos colaborativos, prevista para el último el último trimestre de este año, y las de los proyectos de innovación en procesos u organización y a proyectos singulares y estratégicos, que se publicarán en el primer semestre de 2018.

Deja un comentario