El PP critica que la Junta quiera “imponer en la sanidad la resignación ante la mala gestión”

RPNews

  • El Gobierno revisa una décima al alza este concepto para 2018 y 2019 pero el Gobierno andaluz lo ve insuficiente

El déficit y el objetivo de estabilidad siguen marcando el enfrentamiento entre Junta y Gobierno Central. El Consejo de Ministros apropbó ayer, tras recabar el informe favorable del Consejo de Política Fiscal y Financiera, aumentar una décima el objetivo de las CCAA, situándolo en el -0,4% del PIB en 2018 y el -0,1% del PIB en 2019. Este Consejo ha reconsiderado la distribución del objetivo de déficit para 2018 y 2019. Pero la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, ha rechazado esta propuesta, que supondrá un ajuste de 300 millones de euros en el Presupuesto de la comunidad autónoma para el próximo ejercicio. Así lo ha manifestado en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera donde se ha acordado la senda de consolicación para el periodo 2018-2020 y que supone según explica la Junta un recorte global para Andalucía de 600 millones de euros en 2018 y 2019.

Montero ha criticado que la flexibilización del déficit para las comunidades autónomas en una décima ha sido “fruto de una negociación política opaca”, y que el Gobierno central sigue comprometiendo las cuentas públicas al defender que la décima adicional concedida a las autonomías procede de la Seguridad Social. Montero ha mostrado su sorpresa por esta argumentación en la misma semana en que la Seguridad Social ha tenido que pedir un préstamo de 6.000 millones para poder pagar la extra de las pensiones del mes de julio.

Asimismo, Montero ha calificado de “cortina de humo” el anuncio de la liquidación definitiva del sistema de financiación de 2015, cifrada en 1.200 millones de euros para el conjunto de las CCAA, de los que 235 millones corresponden a Andalucía. La consejera ha lamentado que se trata de una cuantía que no se podrá destinar a inversiones y servicios públicos, pues la regla de gasto impone que solo se pueda destinar a la amortización de deuda. “Supuestamente más dinero para las comunidades pero que no se lo podrán gastar en las políticas que necesitan los ciudadanos: educación, sanidad y dependencia”, ha subrayado.

A la salida de la reunión, la consejera ha confirmado que no se ha producido “ninguna buena noticia para Andalucía ya que ha impuesto un recorte de 300 millones de euros para 2018 con el objetivo de déficit 0,4% y, además, en 2017 no nos podremos gastar los 253 millones más de la liquidación definitiva”.

La revisión no producirá efectos en el objetivo del conjunto de las Administraciones Públicas, que se mantiene en el 2,2% del PIB en 2018 y 1,3% del PIB en 2019

Seguridad Social
El ministerio de Hacienda también ha estimado procedente disminuir una décima el déficit de la Seguridad Social en cada uno de esos años, de forma que pasará al – 1,1% del PIB en 2018 y -0,9% en 2019. El Acuerdo alcanzado también recoge el límite de gasto no financiero del Presupuesto del Estado para 2018, el cual no ha sufrido ninguna variación respecto del que se aprobó en el pasado día 3 de julio. Por tanto, el techo de gasto asciende a 119.834 millones de euros, lo que supone un incremento de 1.497 millones respecto al techo de gasto de 2017.

Durante la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el 29 de junio el Gobierno ya destacó el esfuerzo que había realizado el conjunto de las Comunidades Autónomas durante los últimos años en la reducción del déficit público. Los últimos datos conocidos sobre la evolución de empleo y de la Seguridad Social, que reflejan una tendencia muy positiva y mejoran las expectativas y previsiones del Gobierno, hacen posible reconsiderar la distribución del objetivo de déficit para 2018 y 2019, y aumentar una décima el objetivo de las CCAA.

Se trata de una redistribución dentro del conjunto de las Administraciones Públicas, de modo que el objetivo global de déficit para 2018 seguirá siendo del -2,2% del PIB, el cual permitirá salir del Procedimiento de Déficit Excesivo, y seguir avanzando hacia el equilibrio presupuestario y la sostenibilidad de las finanzas públicas. Del mismo modo, en 2019 se mantiene el objetivo del -1,3% de PIB, y en 2020 el del -0,5%.

Por lo que se refiere a los objetivos de deuda pública para el periodo 2018- 2020, el cambio planteado en los objetivos de déficit implicará una variación en el volumen de deuda pública de la Seguridad Social y de las CCAA, quedando los nuevos objetivos para cada uno de sus subsectores y para el conjunto de Administraciones Públicas en los términos siguientes:

La regla de gasto no sufrirá variación alguna
El Acuerdo de Consejo de Ministros también aprueba el límite de gasto no financiero del Presupuesto del Estado para 2018, en los mismos términos que el aprobado en el Consejo del pasado 3 de julio. El techo de gasto asciende a 119.834 millones de euros, lo que supone un incremento de 1.497 millones respecto al techo de gasto de 2017.

Deja un comentario