La Reina Isabel II nombra a Fernando Francés Miembro de la Orden del Imperio Británico

RedacciónPressNews

El director del CAC Málaga es nombrado por la Reina Isabel II Miembro de la Orden del Imperio Británico por los servicios al arte británico prestados en España. La Reina selecciona a los distinguidos por consejo del Primer Ministro y de otros ministros, quienes a su vez reciben recomendaciones de parte de sus respectivas oficinas y del público en general. En breve se realizará una ceremonia de imposición de la medalla de la Orden, por parte del Embajador de Gran Bretaña en España.

La Excelentísima Orden del Imperio Británico (The Most Excellent Order of the British Empire) es una orden de caballería fundada en 1917 por el Rey Jorge V. La Orden comprende cinco clases en cada una de sus dos divisiones: civil y militar, con los siguientes grados: Caballero gran cruz o dama gran cruz de la Orden del Imperio Británico (GBE), Caballero comendador (KBE) o dama comendadora de la Orden del Imperio Británico (DBE), Comendador de la Orden del Imperio Británico (CBE), Oficial de la Orden del Imperio Británico (OBE) y Miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE), la concedida a Fernando Francés y destinada a los ciudadanos no británicos.

Entre los Miembros de la Orden Británica (MBE) se encuentran, entre otros, Paul McCartney (MBE 1965 John Lennon (MBE 1965), Elizabeth Taylor (DBE 1999), Bill Gates (hon. KBE 2005), Bono (hon. KBE 2007).

Aunque no es muy común, hay españoles entre los galardonados, además del Juan Carlos I. En el pasado también fueron caballeros de la Orden de Garter los monarcas Felipe II (1554), Fernando VII (1814), Alfonso XII (1881) y Alfonso XIII (1902). Alfonso XIII es KG, RVC y GCVO. Juan Carlos I es KG y RVC. Una decena de nobles y militares españoles recibieron altas distinciones en 1902 y 1905. Otros españoles condecorados han sido el tenor Plácido Domingo, nombrado caballero honorario en 2002; el periodista Íñigo Gurruchaga, nombrado también en 2002 Miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) por sus trabajos sobre el Proceso de Paz en Irlanda del Norte como corresponsal de El Correo; Ana Botín, nombrada en el 2015 Dama Comandante de la Orden del Imperio Británico gracias a la transformación que supervisó del Santander UK tras su fusión con Abbey National, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley o Tamara Rojo, directora artística del Ballet Nacional Inglés que fue nombrada en 2016 Comandante de la Orden del Imperio Británico (CBE) por su contribución a la danza.

El gobierno de Inglaterra ha emitido una nota de prensa en la que publicaba los nombres de los galardonados y expresaba el carácter diverso de esta selección. En casi 100 años de historia de la Orden del Imperio Británico nunca antes habían sido nombrados tantas personas pertenecientes a minorías étnicas, de raza negra o asiáticos.

El profesor Carlos Lozano, experto condecoraciones y Protocolo Ceremonial del Estado, explica que la Orden del Imperio Británico podría compararse con la española Orden de Isabel la Católica, por su apertura a diferentes estamentos de la sociedad. Aclara que hay muchos más españoles agasajados con la Orden de la Legión de Honor francesa que con las distinciones británicas, pues la diplomacia entre España y Francia ha sido siempre más fluida en las últimas décadas que entre España y el Reino Unido.

En cuanto a la condecoración, la estrella consta de ocho puntas para los miembros Gran Cruz y de cuatro puntas para los miembros Comendadores. Está hecha en plata, y en el medio lleva un anillo rojo con el lema de la Orden (For God and the Empire / Por Dios y por el Imperio). Originalmente, en el centro aparecía la imagen de Britania, pero desde 1937 aparecen las imágenes de Jorge V y la Reina María. La insignia es una cruz patoncé, con el mismo medallón central que la estrella en el anverso y el monograma real de Jorge V en el reverso. Sobre el brazo superior de la cruz hay una corona imperial. Varía de tamaño según la clase, y para las clases Caballeros de la Gran Cruz, Caballeros Comendadores y Comendadores es de esmalte azul cielo con el anillo en rojo; la de Oficiales es dorada y la de Miembro es en plata.

Los honores que concede Isabel II son a menudo polémicos. Muchas veces porque se cuestionan los méritos de quienes los reciben, pero a menudo también porque se pone en entredicho la oportunidad de su aceptación. Una de las controversias más célebres ocurrió cuando los miembros de los Beatles recibieron un MBE en 1965. John Lennon defendió entonces la distinción: “Mucha gente que se queja de que nos hayan dado el MBE recibieron el suyo como héroes de guerra: por matar gente. Nosotros lo hemos recibido por divertir a otra gente. Creo que nos lo tenemos más merecido”, declaró el Beatle. Pero en 1969 devolvería el galardón en protesta por la guerra de Biafra.

En 1687, Jacobo II creó la Orden del Thistle (cardo), equivalente escocés de la del Garter. Luego, en orden cronológico, se han ido creando la Orden de Bath (1725), la de San Miguel y San Jorge (1818), la de Servicios Distinguidos (1886), la Real Orden Victoriana (1896), la Orden de Mérito (1902), la Orden de Servicio Imperial (1902), la Orden del Imperio Británico (1917) y la Orden de Acompañantes de Honor (1917).

Fernando Francés (Torrelavega, 1961) ha comisariado u organizado las exposiciones individuales en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga a los siguientes artistas ingleses: Tony Cragg “Signs of life”, 2003; Hannah Collins “The Street”, 2003-2004; Art & Language, 2004; Jake & Dinos Chapman “The Marriage of Reason and Squalor”, 2004; Jane Simpson “Tableau”, 2004; Tim Noble & Sue Webster “The New Barbarians”, 2005; Liam Quillick “McNamsa Motel: selección obras textos”, 1990-2005; Anish Kapoor. “My Red Homeland”, 2006; Julian Opie “Show Time”, 2006; Runa Islam “Room Service”, 2006; Rachel Whiteread, 2007; Jason Martin “Nomad”, 2008; Tracey Emin “Tracey Emin. 20 años”, 2008; Gilbert & George, “Jack Freak Pictures”, 2010; Gavin Turk, 2010; Dexter Dalwood, 2010; Simon Starling, 2011; Richard Deacon, 2012; Jonathan Monk, “Colours, Shapes, Words”, 2013; Marc Quinn “Violence and Serenity”, 2014; D*Face “Wasted Youth”, 2015 y Richard Long “COLD STONES”, 2016. Así mismo, el próximo mes de marzo presentará la primera exposición en España de uno de los referentes actuales, Peter Doig, quién se sitúa entre los 5 primeros artistas vivos que ha alcanzado un mayor precio en una obra subastada, según el último TOP 100 realizado por ArtPrice.

Deja un comentario